Cuando el paladar es el pretexto para una velada excepcional, la noche no tiene límites.

¿Qué es una experiencia de vida? Para nosotros es ese momento cuando bajas la velocidad, te alejas de los distractores y te dedicas un espacio que es único en el tiempo. Egoístamente, es cuando disfrutas lo que está justo en frente, en la intimidad de los sentidos que descubren lo próximo; el aroma, el tacto y el gusto. 

  

Porque los placeres de la vida son precisamente para disfrutarse. Descorchar una botella de vino tinto, blanco o rosado y acompañarlo de delicias que sorprendan al paladar como quesos, mariscos, jamones, frutas o pan recién horneado es uno que no podemos negarnos. 

Disfrutamos así no solamente la comida y la bebida, también la compañía cuando por un instante las almas se unen, las distancias desaparecen y existimos en el placer del maridaje. 

[Cata de Vinos y Maridaje en Club 82 en compañía del “Wine Personality” Evan Field y el Chef C.J. Jacobson]

Vinos de la Casa Jackson Family Wines.